L. Mura nos presenta su novela de misterio “La Mansión del Acantilado”

L. Mura posa con sus libros

L. Mura nos presenta su novela de misterio “La Mansión del Acantilado”

Hoy hablamos con Paula, aunque trataremos con ella llamándola L. Mura, que es su seudónimo elegido para sus novelas de misterio, como lo es la Mansión del Acantilado su primera novela dentro de este género, autopublicada en Amazon y que promete ser un best seller.

Cuéntanos algo de ti

Mi nombre es Paula Andrea Omeñaca Awad, pero escribo bajo los seudónimos de Lía Sayoni y L. Mura. Tengo 48 años, casada y con tres hijos, que más me otorgan alegrías que preocupaciones. Estudié Pedagogía en Educación Física porque me gusta mucho el deporte, pero hacer clases no fue una actividad en la que me sintiera realizada ni feliz. Así que lo dejé hace algunos años. Sigo a diario haciendo ejercicio físico, normalmente durante las mañanas, antes de sentarme a escribir. Mi actividad favorita en la vida es la lectura. Me encantan las novelas de ficción y leo de todo, excepto poesía. El mejor panorama para mí es pasar el tiempo con un buen libro en las manos, o con la kindle.

Y tu faceta como escritora… ¿Cómo es?

La idea de dedicarme a la escritura surgió como hace siete años atrás. Un día, sin tener ninguno de los conocimientos que he adquirido hasta hoy, me lancé a escribir y desarrollar una idea que me rondaba por la cabeza. El resultado fue desastroso en términos técnicos y de estructura, y la experiencia aterradora en cuanto a dejar que me leyeran, pero, a pesar de ello, me sentí feliz, porque vencí un obstáculo importante, y me di cuenta de que yo sí era capaz. Ese libro lo guardé para rehacerlo alguna vez. Lo tuve muy poco tiempo en wattpad y luego lo quité. (Este año lo retomé, le cambié la historia, la personalidad a los personajes y le di un enfoque distinto. Tuve que volver a inscribirlo en La Propiedad de Derechos de Autor de mi país, con un nuevo título, porque es una historia por completo nueva, y ha tenido muy buena aceptación en las redes sociales: Con suerte consigo un geek. Así que he cerrado ese pendiente que estuvo años encerrado en una carpeta de mi ordenador).

Después de eso, se podría decir que inicié mi carrera como escritora, y me lancé con todo a escribir. Estudié mucho por mi cuenta, investigué sobre todos los ámbitos relacionados con el desarrollo de un buen libro y tomé congresos literarios online que me facilitaron mucho las cosas. Me hice mejor amiga de la RAE, fiel aliada a la hora de escribir.

 

¿Cuántos libros tienes publicados?

Cuando decidí tomarme esto en serio, averigüé con algunas editoriales en mi país, pero no me fue bien. Así que investigué acerca de la autopublicación, y descubrí que Amazon era una excelente plataforma para mí. He publicado siete novelas, en formato digital y en papel, y actualmente estoy escribiendo la octava.

Como Lía Sayoni he escrito seis, y son novelas románticas en distintos subgéneros: Una histórica, dos juveniles, dos contemporáneas y una comedia romántica; y como L. Mura tengo solo un thriller, pero espero más adelante escribir otros. Me ha gustado la experiencia. La novela que estoy escribiendo ahora es una histórica también.

Hasta el momento me he sentido cómoda escribiendo en todos los géneros y subgéneros en los que he incursionado.

 

Si tuvieses que elegir uno… ¿con cuál te quedarías? ¿Por qué?

Esta es una pregunta muy difícil de responder, porque todos mis libros son diferentes. Sin embargo, sé que los últimos son más sólidos que los primeros tres que publiqué, ya que también tenía mayores conocimientos a la hora de escribirlos. Y aunque a todos les tengo un cariño especial, hasta el momento, el que más me impresiona es La profecía de Eva. Es una novela histórica que requirió de mucha documentación por mi parte, porque además está ambientada principalmente en México, y también en Barcelona, y yo no conozco ninguno de los sitios donde ocurren los hechos. Además, está situada a inicios del siglo XX.

La profecía de Eva es un libro que creo lo tiene todo, y en que los hechos están muy bien entrelazados. Tiene un plot twist. Diría que es uno de mis libros favoritos de los que he escrito, aunque a todos les tengo un cariño especial.

 

Cuando te sientas a escribir… ¿tienes alguna manía? Cuéntanos tu ritual escritor.

Soy una escritora de mapa. Necesito planificar mis libros, y utilizo una escaleta en Excel que me facilita mucho la vida. También mantengo un cuaderno y un lápiz al lado de mi ordenador. Anoto ideas que se me vienen a la cabeza, o realizo diversos registros relacionados con mi proyecto.

L. Mura posa con sus libros

Siempre a mis fichas de personajes les coloco foto, y toda la información adicional que se me venga a la mente, aunque luego no ponga todo en el libro. Eso me ayuda a darle vida dentro de mi cabeza. Esta ficha siempre la mantengo abierta durante mi proceso de escritura.

Necesito de silencio absoluto para desarrollar mis ideas, y estar idealmente a solas. Tengo un déficit atencional importante, y muy mala memoria, por lo que requiero de ciertas condiciones para que todas las ideas que tengo dentro puedan fluir de mejor manera. Escribo de lunes a viernes, por las mañanas, siempre en el mismo lugar, y con medio litro de café en un termo.

En lo referente a las correcciones, maquetación y portadas, una de las cosas que ha favorecido mi proceso creativo es ir día a día haciendo una limpieza de lo que escribo el día anterior. Si no lo hago, me perturba tener eso pendiente, como una radio mal sintonizada, y me impide crear con tranquilidad. Es como una manía, lo sé, pero me da seguridad seguir esa rutina. Dejo lo más corregido posible antes de avanzar al siguiente capítulo. Y cuando finalizo la novela completa, luego de dejarla reposar una o dos semanas, recién entonces hago las correcciones finales. Es una tarea que me gusta hacer a mí, no delegarla, porque me parece entretenido.

Sé que muchos escritores detestan llegar a esa parte y se lo piden hacer a otros, pero para mí es una de las etapas más fascinantes, al igual que la maquetación y la creación de las portadas. La mayoría de ellas las he hecho yo, salvo un par, en las que he requerido de ayuda profesional, como en La profecía de Eva, y Con suerte consigo un geek, porque no he conseguido plasmar la idea que me rondaba en la cabeza.

Utilizo diferentes técnicas para la corrección de mis manuscritos y me dan buenos resultados. Además, optimizan mi tiempo. También tengo tres lectores cero que me ayudan siempre con las lecturas finales, y que me aportan muchísimo con sus opiniones.

 

¿Cuánto tiempo pasó desde que escribiste la primera palabra de “La Mansión del Acantilado” hasta que le diste a publicar?

La Mansión del Acantilado es un libro corto, de aproximadamente 180 hojas, y que tardé tres meses en escribirlo y tenerlo listo para la publicación. La idea surgió de mi hijo mayor, quien tiene una imaginación impresionante, y es también un muy buen lector.

Normalmente escribo libros entre 200 y algo más de 300 hojas en cuatro meses, pero esta novela fue más rápida, quizás también porque era más corta. Tenía las ideas muy claras desde el comienzo, y llevarlas a cabo no fue tan difícil, porque soy muy organizada para escribir. La clave es hacerlo de manera sistemática. Me lo tomo como un trabajo, no como un pasatiempo, y le dedico horas y horas frente al computador. Es la única manera, al menos, para mí.

 

 

¿Escribirás otra novela de misterio? Y… ¿tienes alguna novela nueva entre manos?

Sí, escribiré otra novela de misterio, pero tengo dos proyectos antes que ese. Ahora estoy escribiendo una novela histórica para un concurso literario en el que quiero participar, y tengo también una segunda parte en espera de mi libro Con suerte consigo un geek. Me han pedido mucho una historia para el amigo del protagonista. Ya la tengo más o menos planificada. Luego de finalizar ambos proyectos, pretendo escribir mi segunda novela como L. Mura. Aún no tengo definida la historia, pero sí estoy deseando hacerlo.

 

Eres de Chile y allí vives, ¿es fácil ser un autopublicado allí?

Soy chilena, nacida y criada aquí. Creo que la autopublicación es difícil en todas partes, porque requiere de un enorme compromiso por parte del escritor. Uno realiza el trabajo de muchas personas, desde que se escribe la historia, hasta que se convierte en un libro finalizado y real. Se necesita de mucha organización y compromiso. Tomárselo en serio. Es un camino arduo, que tiene muchas cosas en contra, pero que también tiene sus ventajas y se goza de ciertas libertades. Finalmente uno toma todas las decisiones. Eso me gusta también; es un privilegio.

Aquí en Chile lo difícil es publicar con editorial. En lo personal me ha funcionado bien la autopublicación, aunque lo más difícil para mí, de todo esto, ha sido sumergirme en el mundo de las redes sociales. Me cuestan muchísimo, y requiere de invertir un tiempo importante en ellas. Mis hijos adolescentes suelen ayudarme cuando tengo dificultades con ellas. No me gusta usarlas, pero son necesarias y es un hecho que favorecen a la hora de darse a conocer. Utilizo constantemente Instagram, la que considero más amigable que las otras. Tengo Facebook también, pero no consigo comprender esa red social. Se me resiste, así que casi no la uso.

 

Dinos tu frase/cita favorita

«Un lector vive mil vidas antes de morir. Aquel que nunca lee, vive solo una» – George R.R. Martin

Sin comentarios

Publicar un comentario

Se requiere

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ESSpanish