HIPSTÓRICOS

El texto teatral se denomina Hipstóricos porque proviene de la mezcla de dos términos que marcan su original esencia: Hipster e Históricos.

LA ESENCIA DE LA OBRA

Hipstóricos rescata a personajes históricos (fundamentalmente reales, aunque también hay alguno de ficción), mezclándoles y sometiéndoles a conflicto entre ellos (de tipo amoroso, profesional o personal). Es así como los personajes históricos recobran vida en situaciones contemporáneas que para sus correspondientes épocas serían alternativas o hípster y, por supuesto, inviables.

Hipstóricos es un texto teatral de enorme fuerza y valor cultural, ya que la fase de investigación y documentación para reanimar a los personajes parodiados ha sido muy exhaustiva por parte de la autora, por lo que el espectador saldrá con alguna curiosidad y conocimientos adquiridos, además de dolor en la mandíbula de reírse. El humor es fresco e inteligente y sus diálogos dinámicos y sencillos, por lo que el espectador se ve atrapado en este divertido choque narrativo y visual histórico y moderno. 

Gracias a Metidos en Obras (productora), a su responsable, Carlos Lorenzo, al maravilloso director, Francisco García y al fantástico equipo de actores: Albano Matos, Carmen Rodríguez, Marisol Antolino y Fer Bode, hemos tenido un comienzo de recorrido más que bonito. Primero, fuimos seleccionados en mayo de 2017 por el Festival Surge de la Comunidad de Madrid. Después, nos premiaron como a la mejor obra teatral en la MuestraG de Getafe en octubre, y tras el éxito, estuvimos haciendo reír al público del Umbral de Primavera el mes de diciembre. Prometemos volver pronto con más ganas y mejor (si cabe)

¿CÓMO NACE HIPSTÓRICOS?

¿Cómo nace Hipstóricos? Tras la publicación de mi libro Relatos de una Logan el pasado noviembre de 2015, recopilación de quince relatos entre los que se encontraba Enamora2.0, y tras el éxito y comentarios tan positivos por lectores sobre lo divertido de esta narración, en 2016 decidí adaptar este relato a formato teatral para su representación como obra de microteatro independiente.

Enamora2.0 es una parodia sobre la Reina Juana la Loca que, ya encerrada en Tordesillas, se deja convencer por su peculiar y vigoréxica criada, Aurelia, para apuntarse a la aplicación para ligar llamada Enamora2.0 y buscar una alternativa a su ya difunto Felipe el Hermoso (como dice el refrán “A rey muerto, rey puesto”). Juana, poco convencida, padece ansiedad y la informática no es lo suyo, y a medida que avanza la trama, se evidencia que, definitivamente, no tenía que haberse apuntado a Enamora2.0 y culpa a Aurelia en todo momento de sus vicisitudes para rellenar el perfil de la aplicación, generando una divertida tensión muy cómica entre criada y señora.

Ameerica parodia el segundo viaje de Cristóbal Colón a las Indias, acompañado, en este caso, por el cartógrafo Juan de la Cosa. Por desgracia, por el mal funcionamiento del GPS de su móvil (único garante de navegación de que disponen), inevitablemente se ven abocados hacia el choque mortal contra unos riscos al más puro estilo de Titanic. En vista de la imposibilidad de redirigir su rumbo, deciden abandonarse al whisky y dejarse llevar por la exaltación de la amistad, aprovechando para hacerse unas cuantas confesiones curiosas. Por suerte, salvarán el pellejo, aunque no por sus dotes ni habilidades, desde luego…

Hechos un cuadro: Salvador Dalí y Frida Khalo coinciden en la consulta de psiquiatría. No se conocen, pero han oído hablar del otro e inician conversación por mero compromiso, pese a ciertas antipatías que, inicialmente, Dalí despierta en Khalo y que van superándose a medida que avanza la charla (cada vez más intimista sobre su vida y obra), ya que pasan bastante tiempo juntos y a solas en la sala de espera, pues parece que la psiquiatra hoy lleva mucho retraso y, Salvador, pese a sus rarezas, es encantador y Khalo es más tierna y sensible de lo que quiere aparentar. Simplemente, viven la vida.