Cuando oigo o leo que alguna sala proclama su juego como uno de las mejores de todo el país, me pregunto en base a qué criterios se fundamenta. Creo que existe una alta dosis de ego tras las salas que no alaban al resto, que no derivan jugadores y que tampoco prueban las salas de la competencia. Igualmente creo que las salas que establecen sinergias, publicidad cruzada, rutas de escape con pasaporte conjunto o torneos, son mucho más inteligente. La realidad es que existe miedo a la hora de abrir una sala de juegos de escape donde ya hay varias. Pero, ¿existe competencia entre escape rooms o es una lucha de egos?

competencia entre escape rooms

La competencia entre escape rooms según cómo funciona el mercado

¿Qué coche comprar? ¿Qué electrodomésticos o televisión elegir? Queremos estar seguros de que con la inversión (con gran esfuerzo) que vamos a realizar no vamos a perder dinero. Para ello, hacemos grandes estudios de mercado, comparamos calidad y precio y pedimos varios presupuestos. Si bien existen jugadores que piden una y cien recomendaciones antes de ir a jugar una sala de escape, el jugador de escape habitual, experimentado, adicto y jugón, quiere jugarlas todas.

Y lo mejor es que puede. Primero por precio, porque aunque el ocio está considerado como un bien de lujo o de categoría superior, no hablamos de millonadas lo que cuesta reservar una sala. Y lo segundo porque haber jugado a quinientas salas antes no implica que no puedas jugar a las otras existentes o las que están por venir. Es más. Querrás hacerlo. Esto no influye a una aparente competencia entre escape rooms, ¿verdad?

¿A qué sala de escape ir? Pues depende de la ciudad en la que estés. Si vives en Barcelona o estás de visitas, las opciones son ilimitadas. Así que escoge el criterio que quieras (disponibilidad de sala, precio o recomendaciones). Ídem si hablamos de Madrid. Ahora bien, si estás en León o en La Rioja, las opciones son más limitadas. Ni lo uno ni lo otro quiere decir que haya más competitividad. Repetimos. No quiere decir que haya más competencia entre escape rooms.

Hay público para todos. De verdad, ¡lo hay!

competencia entre escape rooms

Público diana hay tanto como población (todas las edades, géneros, profesiones y niveles culturales). ¿No sería interesante aliarse, ofrecer flyers de la “competencia” y crear rutas de escapismo en la ciudad entre varias salas que ofrezcan descuentos? ¿Qué hay sobre focalizarse en hacer bien cada uno su trabajo para que el concepto de “roomer” sea cada vez más conocido y adoptado por aquellos jugadores nóveles que van a su primera escape? ¿Por qué no recomendar otras salas que nos gusten y que también lo hagan bien? ¿Por qué no potenciar esta pasión de la que unos cuantos ya vivimos?

En las noticias leo que el crecimiento o ratio de salas de escape en España se multiplica de forma exponencial. No leo datos apocalípticos de cierres masivos ni caída del mercado. Aunque sí conozco casos puntuales de traspasos (cuyos motivos desconozco). Este ratio de nuevas salas tampoco parece que influya en la competencia entre escape rooms, ¿cierto?

¿Por qué no existe competencia entre escape rooms realmente?

Y es que hay que cambiar el foco. Imaginemos que te gusta mucho una marca de cerveza (producto de especialidad y perecedero). Y que te gusta mucho un bar cerca de tu casa donde ponen esta cerveza. ¡Bingo! Te puedes bajar allí todos los sábados y domingos e incluso entre diario (aunque te cueste el salario y puede que el divorcio). Pero si te gusta mucho el juego de una escape room cerca de tu casa, no puedes ir más veces. Podrás terminar todos los juegos de una sala de escape en concreto, pero no podrás repetir.

El miedo a la competitividad entre escape rooms existe por parte de los dueños e inversores de salas. Es lógico y normal. Pero esta duda se aclara si conoces bien a los diferentes tipos de público al que puedes dirigirte.

Si bien hay ciudades donde este negocio apenas se conoce (no confundir competitividad de las tres o cuatro salas que haya en la ciudad con que convencer al público para que pruebe algo nuevo cueste), hay otras ciudades donde las escape rooms nacen como champiñones.

La excepción: la aparición en internet. ¿Cómo conquistar al monstruo de Google?

Habrá quien te busque en internet y vaya a tiro hecho porque sea su juego de escape número treinta o quien vaya recomendado por su cuñado y sea su primera vez. Ahora bien, entrando en harina, el tema de internet no es tan sencillo. Te quebrarás los sesos sobre cómo promocionar tu escape room para que aparezca en la red en las búsquedas de clientes potenciales (o leads). Por eso, te hablamos también de la importancia de trabajar el SEO para tu negocio. 

Hablamos de experiencias, no solamente de juegos

¿Cuál es la mejor escape room de toda España? ¡Vamos, piensa! Tic, tac… ¿No lo sabes? ¿No tienes respuesta? Lógico. Porque es una pregunta capciosa e incluso diría que paradójica o capciosa. ¿Cuál es la mejor película española? Pues depende. ¿Y la mejor película a nivel mundial de todos los tiempos? Pues depende también. Si nos ceñimos a la opinión del público, de los críticos de cine y/o de los premios (Oscars, Globos de Oro y Goyas) o de la recaudación en taquilla. Y aun así puede que no estés de acuerdo.

¿Por qué? Porque las salas están hechas para disfrutar y generar experiencias en diferentes grupos e individuos y porque hay muchos factores que influyen al finalizar. ¿Es mejor sala la mejor reseñada por los blogueros más expertos, aquella cuyas mejores cifras alcanzan beneficios a final de año o la que tiene mejores opiniones de sus jugadores en Tripadvisor? ¿Qué cuál es la respuesta correcta? NO LA HAY. La respuesta solo la tienes tú.

Se venden y consumen experiencias, no solamente juegos. Por eso, hay que ser conscientes a la hora de saber cómo vender mejor nuestra sala de escape al público los factores que influyen a la hora de ofrecer más confort, diversión y agrado. Factores que influyen positiva o negativamente, por ejemplo, son:

1.- Game Master

Cuando más juego, más digno de mención es el rol del Game Master en el juego. De ellos depende en gran porcentaje que saquemos el máximo provecho a un juego. Gracias a los Game Masters, que están pendientes de nosotros durante toda la partida, conseguimos pistas.

2. El pre-juego y el post-juego

competencia entre escape rooms

Sobra decir que de ellos también depende el grado de inmersión con el que ya entramos a la sala. Da gusto dar con gente amable, eficiente y que sonríe. Es genial cuando, aunque no lo consigues, el Game Master te explica dónde has fallado o qué pista no has entendido, y qué parte del juego te faltaba por resolver.

Se agradece también la foto final del photocall, que te pregunten cómo fue el juego y que no estén deseando que te marches para hacer el reset de juego correspondiente para los siguientes jugadores (que hacerlo, lo tienen que hacer para que la sala quede lista). Y a mí, personalmente, me encanta la charleta de después donde nos recomendamos mutuamente juegos que nos han llamado la atención.

3.- Las instalaciones y el acceso al juego

Me han llegado a echar del local cuando he llegado un poco antes porque no tenían dónde hacernos esperar. Y esto con lluvia no es nada agradable. De verdad que no lo es. Si le sumas que la cervecería más cercana estaba a un buen ratito caminando, el cabreo del grupo que fuimos fue in crescendo. Esto es vital. Los jugadores, en su pleno derecho de llegar con suficiente antelación, deben poder ir al aseo. También merecen estar un rato cómodos esperando. Y, sobre todo, alejados de las inclemencias del tiempo fuera (otra cosa es que quieran salir a fumar).

4.- El juego en sí influye lo que más en la (verdadera o falsa) competencia entre escape rooms

No podía faltar, ¡obviamente! Pero aunque con papel crucial, no deja de formar parte de un eslabón de factores que cuanto más se cuiden, mejor será el resultado final. Es como en una película (y vuelvo a la metáfora cinematográfica). Sin un buen guion, es imposible una buena peli. Al igual que ocurre con la dirección. Puede tener partes resultonas, como la interpretación (si se han cogido grandes estrellas cotizadas de cine). También influyen los efectos especiales y/o visuales (Fx y/o Vfx). Así que sin un buen juego, es imposible una buena sala de escape.

¿Cómo diseñar un juego entonces?

Mi consejo en cuanto al diseño de juegos es: “zapatero a tus zapatos”. Si nunca has escrito un libro, para algo están los novelistas hasta que tengas pericia (si es que tienes talento). Disculpa mi sinceridad. Así que si nunca diseñaste un juego, ser un roomer experto no te convierte en un buen diseñador de juegos. Ser grandes y ávidos lectores tampoco otorga el don de ser grandes y prolíficos escritores.

Para eso estamos los diseñadores de juegos de escape, como la empresa española Escape Room Fabrik, con un gran equipo creativo a sus espaldas y numerosas salas de escape diseñadas en España y Perú. No te la juegues en lo más importante: el juego. Que aunque no exista competencia con otros como tal, hay que hacerlo suficientemente bien 🙂 Siempre competimos contra nosotros mismos. Es la única forma de crecer…

Autora: Tery Logan (CEO & CoGerente Escape Room Fabrik)

2 Comentarios

  1. Lo tengo comentado con la gente que suelo hacer las salas, no veo competencia directa entre las salas, la única competencia quizá roza el ego que comentas pero hay que ser profesional y mejorar uno mismo para saber mejorar tu propia sala. Las experiencias dentro de una gran sala puede ser generalmente positiva pero habrá quien no quede a gusto, pero la experiencia hay que ganarla desde uno mismo mejorando el juego con test y evitando caer en las rutinas de todas las salas, hay que ser diferente.

    • Así es, Sergio, mejorando uno mismo y focalizando en lo que ofrece es cuando realmente da lo mejor de sí. ¡Gracias por leernos y por opinar! Un saludo

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Se requiere

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.