Manías y extravagancias de escritores famosos

escritores famosos
escritores famosos


Todos nos hemos preguntado alguna vez cómo escriben los que escriben. ¿Con lápiz, pluma, ordenador o máquina de escribir? Cuántas horas le dedican al día y si lo hacen en casa o en una cafetería, con vino o café, escuchando música o en silencio. ¿Se trata de superstición, genialidad o de simple extravagancia lo que envuelve a esta profesión?

El miedo a la página en blanco, el bloqueo creativo, junto con la propia soledad que encierra el oficio, hacen que el escritor se aferre a una serie de creencias, rituales y autodisciplinas para encontrar el Leitmotiv de su obra: la inspiración. ¿Cuáles son los trucos, secretos y manías de los escritores famosos para estimular la creatividad?primeros

¿QUÉ PIENSAN LOS HOMBRES?, NOVELA DE HUMOR

¿DE QUÉ TRATA EL LIBRO?

Cada capítulo esconde una aventura diferente de su protagonista, Guada, quien evoluciona a través de la novela gracias a sus descabelladas y surrealistas experiencias (y las de sus amigas) con los hombres que van apareciendo y saliendo de sus vidas. 

Tras su divorcio poco antes de cumplir los 30, su vida se tambalea y comienza a replantearse muchas cosas y se ve obligada a adaptarse: desde compartir piso a viajar con grupos de singles o LIGAR POR INTERNET.

Los tiempos han cambiado y ahora el amor se encuentra bajo catálogo. Pero, ojo, es un arma de doble filo… ¿O es quizá un mero muestreo de cómo es la nueva forma de emparjarse en la realidad? ¿Será que con tanta variedad ya nadie quiere compromiso o qué después de experiencias traumáticas uno se queda “tocado” y, a veces, hasta hundido?
Actual y real como la vida misma. Su autora habla de infidelidades, torpezas en citas y deseos de encontrar el amor. Tery Logan se atreve a desnudarse y habla sin tabúes sobre el amor y el desamor con altas dosis de ironía y, por supuesto, de reflexión.

¿DÓNDE PUEDES COMPRARLO?

Directamente en librerías independientes, en Amazon o en El Corte Inglés. ¿A qué esperas para disfrutar del amor con humor?

Diferente, cómica y positiva. Los doce capítulos están narrados de forma sencilla, adictiva y que te hará reír. Sin duda, una estupenda forma de sacar el lado positivo a esas «malas» experiencias que todos hemos vivido en alguna ocasión. Porque ligar nunca fue fácil, pero menos aún en los tiempos que corren cuando te ves obligado a ligar por internet…

Sexo, divorcios y citas que nada tienen que ver con el platonismo de Disney ni la perfección de Grey. Una visión diferente del romance. Una novela divertida. Alocada. Descarada… Sin idealización de cuentos ni príncipes ni princesas como protagonistas. Con personajes de carne y hueso, totalmente imperfectos.

Adicción Emocional. ¿Por qué consumimos ficción?

Adicción emocional. ¿Por qué consumimos ficción?  

“Porque conozco otras facetas de la vida. Aprendo. Me divierto. Me genera placer, me entretiene, me evado… Me gusta. Me encanta. ¡Me hace feliz! “. Estas son algunas de las razones por las que consumimos ficción (libros, series o películas).

¿Autoayuda o autoengaño? Todo sobre estos libros…

autoayuda

Quizá hayas leído El Alquimista de Paulo Coeho, El monje que vendió su Ferrari de Robin S. Sharma o Tus zonas erróneas de Wayne Dyer, títulos de literatura de autoayuda que, con apenas dos décadas de recorrido, genera unos 2.000 nuevos títulos al año. Si para unos su contenido va a misa, para otros son un estigma. Sus detractores dicen que son simplistas, vacíos y dirigidos a personas poco inteligentes o con graves problemas de autoestima y sus defensores alegan que su bajo costo, su aplicabilidad en los problemas de la vida diaria y su orientación positiva son grandes ventajas para sus consumidores. ¿Cómo y por qué surgen? ¿Son útiles o son un engañabobos?

Pensar como Sherlock Holmes. ¿Es posible?

El universal detective destaca por su inteligencia extraordinaria y su hábil uso de la observación. Se trata del razonamiento deductivo de Sherlock Holmes. ¿Se corresponde más con talento que con aprendizaje? ¿Cuestión de aptitud o actitud? ¿Nos encontramos ante ficción o es posible llegar a pensar como Sherlock Holmes?

¿A qué llamamos razonamiento deductivo de Sherlock Holmes?

El razonamiento deductivo (un subtipo del método científico) parte de unas premisas sobre las que va formulando las hipótesis para llegar a la conclusión. Nada queda sujeto al azar, por lo que hay que recopilar el mayor número de datos sobre el hecho en cuestión, ya que la falta de información nos puede llevar a una conclusión errónea. Paradójicamente el método deductivo realmente es sencillo y simple. Quizá no queramos ser detectives, pero Holmes nos puede llevar a un pensamiento más claro y un conocimiento del entorno más profundo que pueda facilitarnos la vida. razonamiento deductivo de Sherlock Holmes

razonamiento deductivo de Sherlock Holmes

Los dos modelos de pensamiento existentes

Según la psicóloga Maria Konnikova, existen dos modelos de pensamiento humano que, a su vez, son opuestos. Uno se identifica pensando como Sherlock Holmes y otro como Watson, cuyo cerebro es torpe, impreciso y convencional. La mayoría de nuestros juicios se mecanizan a través de un sistema rápido, intuitivo y reactivo que no exige ni esfuerzo ni pensamiento consciente y actúa de forma automática. Esto es más cómodo pero más proclive a la distorsión y al error (lo que se denomina sesgo cognitivo en psicología).

Por ello, Holmes primera observa, superando la tendencia natural de nuestra materia gris de ir en contra de la observación, pues es un proceso más lento, riguroso y costoso, y el cerebro prefiere entrar en acción en situaciones excepcionales. Este examen preciso y sistemático de los sucesos finaliza en un resultado preciso, brillante y visionario, no sin el peaje de un gran esfuerzo por parte del consciente.

¿Cómo piensa Sherlock Holmes? 

Frente a una situación aparentemente irresoluble, el razonamiento deductivo de Sherlock Holmes concluye en evidencias. Nada se saca de la manga. No hay nada nuevo bajo el solen la investigación. Para ello es necesario dedicar tiempo a codificar los recuerdos correctamente, pues son estos el material que usa el cerebro para formar los pensamientos, nuestras preferencias y decisiones.

¿De qué sirven los datos si no los sabemos recuperar o están mal almacenados? Aprender a ser selectivo y filtrar los instintos del cerebro en vez de dejar que “todo pase” se fundamenta en desactivar la pasividad natural del cerebro para comportarse como una esponja sin criterio y alejar el riesgo de quedar sepultados bajo la avalancha de información inútil que recibimos a través de tantos impactos cada día.

Focalizar: el principio del mindfulness

razonamiento deductivo de Sherlock HolmesCon entrenamiento y una estrategia podemos reprogramar nuestro cerebro para potenciar el pensamiento holmesiano y arrinconar los hábitos perezosos, ingenuos y automáticos de Watson. El primer paso para pensar como el detective es observar, que es tener los sentidos activados y estar atentos. Cuando nos vemos obligados a atender a varias cosas a la vez, rendimos peor en todas ellas, la memoria se resiente y nuestro bienestar general también (nos estresamos). Por eso, es necesario volver a encauzar la atención, la llave de paso al estilo de pensamiento lógico o la cerradura que lo impida.

Cualquiera de nosotros, con autoconciencia y práctica de la atención plena (mindfulness), puede mejorar la percepción y resolver problemas más difíciles. También ayuda a desarrollar la creatividad, nuestra loca genialidad. Nuestra atención es normalmente parcial. Esto es que hay que trabajar el control consciente sobre ella para mejorar de forma proporcional nuestro rendimiento mental.

Observar y deducir requieren un tiempo. También una dedicación que no está de moda. Pero el cerebro es plástico y es posible entrenar la mente. ¿Cómo? Es indispensable tener motivación. Si Sherlock Holmes hubiera nacido en nuestro siglo, nos animaría a salir del círculo de confort mental. Hay que interaccionar a otro nivel más pausado y nítido con el mundo. La mente serena es la más poderosa. ¡Ohm! ¿Elemental o no, querido lector?

Autora: Tery Logan

Creatividad. ¿Loca genialidad?

Creatividad
Creatividad

14222267464806

Las fórmulas de la creatividad están veladas por el misterio y somos muchos los que perseguimos su secreto. Cesar Lombroso, padre de la criminología, planteó que el don artístico es una forma de desequilibrio mental, afirmando que “El arte transforma lo novedoso en cotidiano”. Y yo añado que para crear arte hay que transgredir lo cotidiano para convertirlo en ingenioso, romper moldes mentales y prejuicios creativos.

Lo que dicen los estudios sobre ello

John Ross, de la Universidad de Harvard, argumenta que individuos dotados en periodos juveniles de infelicidad podrían impulsar logros literarios gracias al aumento del riesgo de desánimo (vinculado a la creatividad), así como el desarrollo de la fantasía e imaginación. “El genio emerge del fracaso”, afirma. ¿Significa esto que padecer trastornos mentales favorece la creatividad?

Los estudios revelan una relación entre creatividad y enfermedades mentales aunque no es una regla infalible. Pero sucede que entre los artistas la ratio de trastornos psiquiátricos es mucho más alta que en otras profesiones. El Instituto Karolinska (Suecia) revela en uno de sus estudios que los profesionales creativos tienen un 8% más de probabilidades de sufrir trastornos mentales respecto a personas con otro tipo de profesiones. Pero los escritores se llevan la palma ya que tienen un 121% más de posibilidades de tener trastorno bipolar que el resto de la población, un 38% más de sufrir ansiedad y una elevada tasa de alcoholismo y drogadicción, así como un doble riesgo de suicidarse.

Para rematar, la revista Nature Neuroscience revela que ciertas variaciones genéticas predicen el riesgo de padecer esquizofrenia o trastorno bipolar, pero también pueden predecir su creatividad. Interesante, ¿no? Quizá se deba a una necesidad romántica de explicar el talento o la genialidad del artista, pero de momento no van en tándem, solo comparten de esta forma tan caprichosa biología.

¿Cómo se llega a ser buen escritor?

Pensar que para ser un buen escritor hace falta técnica, formación, estabilidad económica, muchos ejemplos indican lo contrario. Leo Tolstói en la madurez sufrió un empeoramiento de su depresión y se culpaba por no tener el valor de suicidarse; Ernest Hemingway (Premio Nobel por El viejo y el mar) sufrió depresión, trastorno bipolar y tenía rasgos de personalidad límite y narcisistas, que desencadenaron en psicosis; y Frank Kafka sufrió migrañas e insomnio con posterior depresión por el estrés de trabajar tan duro por su pasión y el resultado de publicar tan breve obra literaria. Las mujeres tampoco se libran: Virginia Wolf ya sufría ataques de nervios con veinte años, consecuencia de un trauma por abuso sexual en su infancia, y cayó en depresión al terminar su última novela;  de Emily Brontë se dice que sufría de síndrome de Asperger (los afectados encuentran terapia en la creación artística) y su hermana Charlotte Brontë, sumida en la depresión, se refugió en la escritura para sobrellevarla. Es sabido que Edgar Allan Poe consumía drogas y alcohol, pero no que murió tras una inflamación cerebral ingresado en un hospital mental; Tenessee Williams, adicto también al alcohol y a las drogas, padecía trastornos mentales genéticos; y Mark Twain, quien sufría síntomas leves de desorden bipolar, tras un suceso vital dramático, entró en una sumida depresión. Para terminar, señalar que Miguel de Cervantes escribió El Quijote en sus últimos años de vida y en medio de mucho sufrimiento tras las vivencias acaecidas en Lepanto y Argel; Herman Hesse alternó periodos de entusiasmo y creatividad con otros de extrema desgana hasta incluso intentar suicidarse; y Jonathan Swift (autor de Los viajes de Gulliver) sufrió de depresión desde la adolescencia además de un trastorno obsesivo-compulsivo. Aterrador, ¿verdad?

Entonces, ¿un problema mental hace al cerebro más creativo?

Los científicos se ven fascinados por el vínculo entre enfermedad y creación, pero la neurociencia desmiente que sea imprescindible sufrir un trastorno mental para ser un genio creativo. Existe una segunda posibilidad y es que ser más creativo acabe provocando en el cerebro un problema mental, ya que para ser un escritor reconocido se necesita mucho esfuerzo en tu obra, mucho tiempo para poder verla publicada y la suerte de caer o no en gracia en el mercado lector. Si añadimos que para este oficio no hay pautas, ni estudios reglados y que cada uno tiene que experimentar su propio camino en soledad con la mochila de la incertidumbre a cuestas a expensas de la balanza del éxito, podemos entender que el estrés y la ansiedad derivados (que en situaciones extremas desembocan en desórdenes bipolares, esquizofrenias, depresión) pueden desequilibrar mental y emocionalmente a los escritores.

Realismo sucio: Fotogramas de lo cotidiano

REALISMO SUCIO

IMG_0031

El término lo acuñó Bill Buford (editor de la revista literaria Granta) como truco publicitario pero la etiqueta de Realismo sucio se afianzó y dio solidez, reconocimiento y fama a los autores de este movimiento literario estadounidense iniciado en los años 70 que goza de casi tantos detractores como admiradores.

Alicia cumple 150 años. ¿Qué esconden sus maravillas?

Alicia
Alicia

Alicia

Alicia cumple 150.

La niña se nos hace mayor. De género surrealista y escrito en 1.865 por Lewis Carroll (seudónimo del escritor y matemático Charles Lutwidge Dodgson) “Alicia en el país de las maravillas” es un cuento aparentemente escrito para niños por su fantasía y sencillez que guarda un trasfondo filosófico, psicológico e incluso metafísico.

La Pulp Fiction de Ralph Barby

pulp fiction
pulp fiction

baronesa portadaEl término pulp fiction se refería en sus orígenes al tipo de papel barato, de pulpa de madera y sin guiollotinar en el que se imprimían publicaciones como Amazing Stories, Dime Detective, Weird Tales, Horror Stories y Black Mask, pionera del género negro. En su época de esplendor algunas de estas revistas llegaron a vender un millón de ejemplares en EE UU. Pero más tarde, la pulp fiction pasó a designar el tipo de historias que se encontraban en estas revistas; una literatura de ciencia ficción, horror, western o suspense con tintes eróticos y violentos que ponían énfasis en la aventura y la intriga, dejando a un lado el diálogo y la narración, para avivar el interés del consumo popular.

Albert Espinosa: el seductor de almas

Albert Espinosa

Albert Espinosa

“Nunca se sabe que encontrará uno tras una puerta. Quizá en eso consiste la vida: en girar pomos”.

(Albert Espinosa)

Dicen que para valorar ciertos aspectos de la vida, has tenido que visitar la oscuridad. Y no iba a ser menos para los artistas. Así comenzó su imparable carrera este escritor, guionista, actor y director nacido en Barcelona en 1974, tras una difícil adolescencia a causa de un osteosarcoma. Y es que Albert Espinosa tenía muchos pomos que girar y muchas puertas que abrirnos.

Chejov y su mediocridad humana literaria

Chejov
Chejov

Chejov
Chejov

“Hace tiempo que todo duerme. Tan sólo la joven esposa del boticario Chernomordik, propietario de la botica del lugar, está despierta. Tres veces se ha echado sobre la cama; pero, sin saber por qué, el sueño huye tercamente de ella. Sentada, en camisón, junto a la ventana abierta, mira a la calle. Tiene una sensación de ahogo, está aburrida y siente tal desazón que hasta quisiera llorar. ¿Por qué…? No sabría decirlo, pero un nudo en la garganta la oprime constantemente… Detrás de ella, unos pasos más allá y vuelto contra la pared, ronca plácidamente el propio Chernomordik. Una pulga glotona se ha adherido a la ventanilla de su nariz, pero no la siente y hasta sonríe, porque está soñando con que toda la ciudad tose y no cesa de comprarle Gotas del rey de Dinamarca. ¡Ni con pinchazos, ni con cañonazos, ni con caricias, podría despertárselo!”

 (“La mujer del boticario”, de Anton Chejov)

La fórmula del éxito de Agatha Christie


Un entorno cerrado, un crimen que resolver y una atmósfera misteriosa. Un círculo limitado de sospechosos, la víctima y un culpable en la sombra. Así se estructura el subgénero policíaco Whodunit (contracciónde “Who has done it?”), con el que Agatha Christie se convirtió en una de las autoras más prolíficas y leídas del siglo XX. Pero además, el Whodunit (que significa “¿Quién lo ha hecho?”), cuenta con un elemento indispensable, protagonista de tantas obras literarias y de este artículo. ¡El detective!

descarga

Alzheimer. ¿Leer previene?

alzheimer
fantasy-782001_1280Alzheimer. ¿Leer previene?

Obligación, pasatiempo para otros y pasión para algunos. Así es la lectura. Pero, ¿por qué está de moda el culto al cuerpo y no a la mente? Mientras unos aluden falta de tiempo, otros afirman falta de interés: “no eres tú, soy yo”. Parece que en el momento de eficiencia vital que vivimos (o sufrimos) donde el número de tareas que consideramos urgentes o importantes es directamente proporcional a la celeridad en la que nos sumergimos, se pierde vida mientras se lee y, por eso, se practica más en tiempos muertos.

Micro narrar. Aprende cómo

micro narrar
micro narrar

narrative-794978_1280

El arte de micro narrar

Tanto si eres un ávido lector, hambriento de sorpresas y emociones, como si te gusta leer pero dispones de breves ratos o si no posees un hábito de lectura pero te gustaría tenerlo, pon un relato corto en tu vida. Sí, sí, como lo oyes, y envuélvete en el arte de micro narrar. ¡Hazme caso!