hand-351277_960_720

Hay instantes que son de barro y otros de suspiro eterno,

los hay ásperos como la tiza o dulces como un caramelo.

Hay instantes que te alegran el alma, y otros que te la entierran,

los hay que braman aullidos y otros a coro su tristeza.

Hay instantes platónicos, oníricos, irreales,  

los hay mágicos, orgásmicos, y de lluvia inolvidables.  

Hoy abracé mis instantes y paseamos de la mano,

les confesé que era un loco, un tipo raro,

que sin ellos la vida no es vida y aunque no quiera los amo,

y que los agarro y los exprimo porque hay quien los tiene contados.

-Tery Logan-

Compartir
Artículo anteriorPALACIO DE HIELO
Artículo siguienteRESURGIR

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Se requiere